Esta página intenta ser un espacio multicultural donde todas las personas con inquietudes artísticas, en cualquier terreno que sea puedan publicar sus creaciones en forma libre y sin ningún tipo de censura. Son bienvenidas todas las muestras de las bellas artes que los lectores del blog nos quieran acercar. El único criterio válido es el de la expresividad, y todo aquél que desee mostrar sus aptitudes no tendrá ningún tipo de censura previa, reparos o correcciones. Este espacio pretende solamente ser un canal más donde los artistas de todas las latitudes de nuestra Iberoamérica puedan expresarse. Todas las colaboraciones serán recibidas ya sea en nuestro correo todaslasartes.argentina@gmail.com o bien en nuestra página en facebook denominada "Todas Las Artes Argentina" (Ir a http://www.facebook.com/profile.php?id=100001343757063). Tambièn pueden hacerse amigos de nuestra Página en Facebook yendo a https://www.facebook.com/pages/Todas-Las-Artes-Argentina/249871715069929

miércoles, 31 de julio de 2013

LA MARIPOSA NEGRA©. por Ranses Diaz, de Santo Dominigo, República Dominicana

-Según me contaron mis mayores, esas mariposas negras y muy grandes son señales de que algo malo sucederá. Son causa de desgracias, anuncian la pronta muerte de alguien, y si le pican a uno, dan fiebre. Hasta se dice que fue el castigo dado a la indígena siboney Aipiri por ser mala madre y mala esposa.
-Abuelito, echémosle insecticida

-Calla muchacho, en este país no matamos mariposas, es de mala suerte. Además, éstas, en particular, dicen que dan los números. Yo mismo me he sacado unos pesitos con los números que llevan en sus alas. En fin, que esas mariposas negras, llamadas en el sur “Brujas”, también dan mala suerte si se les mata. ¿Sabías mi hijito?

martes, 30 de julio de 2013

IMPOTENCIA, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España

A doña Paquita Álvaro González, maestra jubilada

Los mochuelos ciegos dominan el nido de las águilas.
Ricardo de Bury, Filobiblión o muy hermoso tratado sobre el amor a los libros.


Quizás no se pueda evitar el permanente sentimiento de impotencia que padecen algunos humanos. Quizás esa impotencia sea consustancial al hombre; o, cuanto menos, el precio a pagar por intentar, consiguiéndolo a veces, saltar por encima de unos ciertos límites, vallas o acotaciones. También cabría preguntarse si no es igualmente consustancial a todo humano no aceptar barreras, o, ya que están, tratar de salvarlas. Y si lo hace, ¿cómo estar seguros del posible éxito?, ¿cuándo y cómo se sabe si se han superado esas barreras? Tal vez podría contestarse a esta pregunta diciendo que, la mejor forma de constatarlo, es teniendo un claro indicio de haber alcanzado una cierta sabiduría, o, quizás, un poco de tranquilidad, paz y sosiego. ¿Se puede conseguir algo así en este mundo tan agitado y competitivo? Se pueda lograr o no, parece innegable que todo tipo de sociedad, religión y credo político, no persigue otra cosa que la paz y el sosiego, a menudo mal entendida y peor llevada a cabo, bien sea para toda la comunidad o bien para unos pocos, los privilegiados. Si se busca para unos pocos, los otros, la inmensa mayoría, deberán contentarse con sucedáneos, con mentiras y con no percatarse, si quiera, de que están encerrados en un corral cercado por vallas. ¿Puede la ignorancia hacer feliz a las personas? ¿Y puede el resto, la minoría gobernante, dormir tranquila intuyendo que, en cualquier momento, alguien puede pedir cuentas? Por no hablar de la conciencia. Demasiadas preguntas para tan pocas soluciones.

lunes, 29 de julio de 2013

“11-M: MADRID 1425”, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 23. CAPITULO CINCO. I

Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luis Ayuso)
CAPÍTULO V
CORTINA DE HUMO
I
En reinvención permanente, Fnideq parece rechazar  una realidad que cree sin esperanza. Su exigencia de la eficacia la mantiene al margen de todo ordenamiento territorial o de una adecuación turística. Con o sin elecciones la localidad, la bella ciudad nunca pierde el gusto al escrutinio y a la… compra de votos. El feroz espíritu crítico de sus habitantes de pura cepa les ha expuesto a la imprudencia de desafiar el orden existente.

NOVEDADES EDITORIALES - UNA MUCHACHA MUY BELLA DE JULIAN LOPEZ

"Mi madre era una muchacha bella. Tenía la piel pálida y opaca, hasta podría aventurarme a decir que azulina, un destello que la hacía única y de una aristocracia natural, lejana de toda trivialidad mundana", así comienza describiendo a su madre el narrador de Una muchacha muy bella, la novela de Julián López que publicó este mes Eterna Cadencia.
            Y su discurso poético no describe solo la vida aislada de una mujer excepcional, sino también el mundo de la infancia del narrador, que tiene siete años, en la década del ´70. "Un niño cuenta cómo era su madre y en ella encuentra el abrazo cariñoso y el deseo de crear para su hijo una vida mejor, pero también encontrará el ímpetu y la fuerza de una mujer sola en el mundo, la sensualidad de la juventud, el misterio de quienes tienen una misión y andan con el rastro a cuestas", define la presentación del texto.

            Julián López nació en 1965 en Buenos Aires. En 2004 pubicó su primer poemario, “Bienamado”, por la editorial Carne Argentina. “Una muchacha muy bella” es su primera novela. Integra diversas antologías de poesía, entre ellas “Lo humanamente posible”, editada por El fin de la noche. Desde 2006 codirige el ciclo de lecturas Carne Argentina. 

viernes, 26 de julio de 2013

JOGGIN EN LA PÍCCOLA, por Ramón Elías Pérez, de Maracaibo, Venezuela

“… Qué deidad dentro de mí
me impulsa a ser demonio devorado…”
(Luis Ernesto Gómez: El Otro Lado de la Página)


A las cinco te levantas, todavía oscuro y haces café. La hora está iluminada en el radio reloj que has programado para que suene más tarde y puedas incorporarte con música. Casi siempre lo haces antes y no le das oportunidad al artefacto para que produzca, junto con Radio Calendario, ese ruido infernal odiado por tu mujer. Sin encender la luz buscas a tientas las chancletas y sales del cuarto cuidadosamente para no molestar. A cierta edad las parejas se dicen las cosas sin reservas, después de treinta años de convivencia, para qué las atenciones, las delicadeces. Ella no pierde la oportunidad de llamarle viejo y él no deja de enfurruñarse cada vez que escucha esa palabreja que tanto le molesta.

jueves, 25 de julio de 2013

AMOR QUE DUELE ©, por Carlos Alejandro Nahas, de Buenos Aires, Argentina


La verdad es que te extraño. No pensé que iba a ser así, luego de tanto tiempo sin verte. Te extraño y es que te quiero. Con un amor del duro, del que no se calma así nomás, no. Te extraño y ya no hay nada que pueda hacer. Te extraño y te necesito. Pero la vida exige decisiones, de las difíciles, de las jodidas. Y yo tomé la mía. Y ahora cada día que pasa te extraño más.

miércoles, 24 de julio de 2013

ANTÓGENES©, por Víctor González Treviño, de Reynosa, Tamaulipas, México


La tarde se dibujaba en un ocre naranja. El pavimento soltaba los vapores de la caldera en que se convirtió durante la mañana llena de estiaje.
Pero a Fermín no le preocupaba el calor para nada.  Sentado en la banca del parque “Niños Héroes” daba fe testimonial de los efectos de los inclementes rayos solares de un junio en extinción. -50 grados a la sombra-recordó el reporte del tiempo en la radio.

Levantó la vista y observó las hojas del nogal apenas en un movimiento leve. – lo bueno que esta esté arbolito- y pensó en las personas que no tienen su suerte.

martes, 23 de julio de 2013

AZULES ABETOS, por Lilian Viacava, de Montevideo, Uruguay


Que ganas de abrazarte
con mis ansias azules
cubrirte con mis besos
y que seas mi dueño...
Estoy siempre constante
esperando el regreso

de tu palabra humilde

lunes, 22 de julio de 2013

“11-M: MADRID 1425”, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 22. CAPITULO CUARTO. V


Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luis Ayuso)
V
El profesor marroquí Abdessamad Dialmy[1] tiene razón al afirmar que «el terrorismo islamista marroquí es un fenómeno multidimensional, a la vez, económico, religioso, político, cultural y psicológico que puede ser considerado como un hecho social total».
Difícilmente se puede discrepar con este eminente especialista del integrismo radical cuando afirma que « se trata de un fenómeno extremadamente complejo».


[1]  Profesor en la Universidad  de Fez ( Marruecos)

NOVEDADES EDITORIALES - EL MAESTRO DE PETESBURGO DE J.M. COETZEE

Un novelista ruso exiliado regresa a San Petersburgo para conocer las circunstancias que rodean la muerte de su hijastro Pavel. Obsesivamente asediado por el recuerdo, se ve inmerso en la violencia revolucionaria de 1869. En El maestro de Petesburgo, cuya nueva edición acaba de publicar Random Mondadori J. M. Coetzee recrea la figura de Fiódor Dostoievski, el gran novelista del siglo XIX, en una obra de ficción que es a la vez un apasionante relato de misterio y un documentado retrato psicológico.
El racismo, el odio, la venganza, la miseria, la injusticia, la violencia más atroz, la pesadilla kafkiana; ése es el ambiente en el que crea y sobre el que escribe el escritor surafricano John Maxwell Coetzee (Ciudad del Cabo, 1940), un outsider nato y huidizo que r fue distinguido por la Academia sueca con el Premio Nobel de Literatura.

J. M. Coetzee nació en 1940 en Ciudad del Cabo y se crió en Sudáfrica y Estados Unidos. Es profesor de literatura en la Universidad de Ciudad del Cabo, traductor, lingüista, crítico literario y, sin duda, uno de los escritores más importantes que ha dado Sudáfrica en los últimos tiempos, y de los más galardonados. Premio Nobel de Literatura en 2003, en 1974 publicó su primera novela, Tierras de poniente (Literatura Mondadori, 2009). Le siguieron, entre otras, En medio de ninguna parte (2003), con la que ganó el CNA, el primer premio literario de las letras sudafricanas; Esperando a los bárbaros (2003), también premiada con el CNA; Vida y época de Michael K. (2006), que le reportó su primer Booker y el Prix Étranger Femina; Desgracia (2000), que le valió un segundo Booker, el premio más prestigioso de la literatura en lengua inglesa, y las memorias noveladas Infancia (2001), Juventud (2002) y Verano (2010), reunidas en un solo volumen en Escenas de una vida de provincias (2013). Asimismo, le han sido concedidos el premio Jerusalem y el Irish Times International Fiction. En España ha sido galardonado con los premios Llibreter 2003 y Reino de Redonda, creado por el escritor Javier Marías. La infancia de Jesús es su nueva novela.

viernes, 19 de julio de 2013

LOS ESTABLOS DEL REY JUAN CARLOS, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España

A don Mariano José de Larra, maestro de maestros.

Limpiar las caballerizas por medio del río significa: purificar el alma (lo subconsciente) del estancamiento trivial gracias a la actividad vivificante y sensata, con el fin de liberar a los “bueyes brillantes” para alcanzar de esta manera su vida sublime.
Paul Diel, El simbolismo en la mitología griega.

El libro de Paul Diel[1] se publicó poco antes de mayo del 68, cuando al hombre, por breve tiempo, le fue dado mirarse y analizarse, estudiarse e intentar conocerse para, tal vez, tratar de ser mejor. Nosce te ipsum. Eran tiempos en los que, por fortuna, no hacía falta estar todo el día pendiente del Imperio Romano ni de sus cónsules, pues las leyes funcionaban; y cada uno, visto un poco en retrospectiva, cumplía con sus obligaciones sin más, y con una cierta confianza en el futuro. Más o menos, pues no se trata ahora de hacer un canto ni alabanza de tiempos pasados a los que se termina por añorar. Cualquier tiempo pasado, pasado fue; y no hay más, salvo que se estudie en profundidad, sine ira et studio, sin encono ni parcialidad, a fin de extraer lecciones para el presente. No es el caso.



[1]      Paul Diel, El simbolismo en la mitología griega, Traducción de Mario Satz, Editorial Labor, Barcelona, 1976

jueves, 18 de julio de 2013

UNA CUESTIÓN DE CAMISETA, por Eva Marabotto, de Buenos Aires, Argentina


Ya sé que me vas a decir, que ese color fucsia o rosado fuerte es de maricón y que te arrancás los ojos antes de ver a Román o Nico Blandi o a Orión con una camiseta así. Yo también pensaba lo mismo, creéme. Pero tuve que cambiar de idea a la fuerza. Y la culpa la tuvo una bruja.

            Vos sabés que yo me crié en la provincia, y allá todos tienen su equipo, el del barrio, el primero que viste jugar. Bueno pero los de Pilar la teníamos medio difícil porque en Campana tienen a Dálmine y en San Fernando a Tigre. Pero nosotros no teníamos ninguno hasta que allá por los 2000 nos cayó como regalado del cielo, un grupo de exiliados de colegiales, que venían sin gloria y sin estadio, a un terreno prestado de la zona.

miércoles, 17 de julio de 2013

ZODIACALES, por Salvador Alario Bataller, de Valencia, España


Al entrar en el café se movía como una anguila, mirando como quien no quiere la cosa, los ojos brillantes, la boca grande, reventona. De cómic, cuerpo de gimnasio, muchas rectificaciones de todo tipo, una mujer de diseño a sus cuarenta, quizás largos. Rezuma puterío.

Se ha sentado a mi mesa tras pedir permiso educadamente, se me conoce en la zona. Faltaría más, por favor, es un placer. Después la retahíla de dislates ha sido buena. Rematemos el desafuero con unas pocas palabras. 

martes, 16 de julio de 2013

UN NAUFRAGO DELIRANTE, por Gustavo Grazioli, de Buenos Aires, Argentina


El bebe quedó flotando en la balsa. Mientras la corriente lo llevaba mar adentro, la madre gritaba sin parar que alguien la ayude. La gente que presenciaba la escena no hacía nada, algunas mujeres lloraban y gritaban por la desesperación pero el bebe cada vez se alejaba más.

lunes, 15 de julio de 2013

“11-M: MADRID 1425”, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 21. CAPITULO CUARTO. IV

Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luis Ayuso)
VI
Tres años de instrucción, cinco meses de juicio y 3 de deliberaciones del proceso del 11-M dieron a luz una abstracta sentencia: ningún autor intelectual de la peor matanza desde la del 11-S en Nueva York y Washington a pesar de su apocalíptico balance: 191 víctimas mortales y 1856 heridos y pese a la sombra inicial de Al Qaeda, la multinacional confesional de limpieza con explosivos.

NOVEDADES EDITORIALES - HISTORIAS DE LAS PULGAS QUE VIAJARON A LA LUNA Y OTROS CUENTOS DE FICCION CIENTIFICA DE KOBO ABE

Tras la buena repercusión que tuvieron “Los cuentos siniestros, Eterna Cadencia Editora acaba de publicar una nueva colección de cuentos fantásticos y de ciencia ficción del escritor japonés Kobo Abe: Historias de las pulgas que viajaron a la luna y otros cuentos de ficción científica. Traducidos por primera vez al español, directamente del japonés, estos relatos oscilan nuevamente entre el fantástico y la ficción científica y hacen honor a uno de los autores más deslumbrantes de la literatura universal y uno de los renovadores de la literatura japonesa del siglo XX junto a Yukio Mishima y Kenzaburo Oe..
“En Abe, hasta la alienación puede ser una aventura. El humor acompaña la tragedia, como si lo que pudiera pasar no llegara a ser triste -aunque implique un gran dolor-, sino patético. Son cuentos para reír de estupor”, analizó Silvia Hopenhayn en el diario La Nación.

Kobo Abe nació en Tokio, en 1924 y falleció en la misma ciudad en 1993. Heredero de Junichiro Tanizaki, Ryunosuke Akutagawa y Osamu Dazai, es uno de los autores clásicos de la literatura japonesa del siglo XX. Cursó Medicina en la antigua Universidad Imperial de Tokio pero nunca llegó a ejercer la profesión. En su juventud acogió los postulados del marxismo y militó en el Partido Comunista Japonés, del cual fue expulsado por sus diferencias respecto de la libertad de creación y los derechos humanos en el entorno soviético. En el ámbito del español es conocido por sus novelas La mujer de la arena (1962) y El rostro ajeno (1964), ambas premiadas y llevadas al cine. En 2010 se publicó Idéntico al ser humano (1967) y en 2011, Los cuentos siniestros (Eterna Cadencia).

jueves, 11 de julio de 2013

EL TARASCÓN ©, por Carlos Alejandro Nahas, de Buenos Aires, Argentina

Si muchachos. Así como lo escuchan. Me dejó plantado en el medio del café. Había como 20 personas mirando. Yo tenía una vergüenza de la puta madre, no sabía qué hacer, completó su relato cabizbajo, el Gallego Manolo.
            El resto de la barra abría los ojos sin dar crédito a lo que escuchaban. Interrumpió el Turco diciendo:
-       ¿Pero cómo fue Gallego, qué le hiciste?
-       Y…. explicó Manolo mirando hacia abajo. Vieron como son las minas. Veníamos peleando fulero con la Bety, y a mí se me ocurrió ir a tomar un feca a la vuelta de casa. Lugar neutral que le dicen. Ahí nadie puede gritar, uno se controla un poco más. Hasta que vino ese momento fatídico en que le rompí las bolas con una verdad irrefutable. Y ella meta cambiar de tema. Y yo meta decirle: “pero es cierto o no lo que te digo”. Y como era cierto, nomás, y ella no me podía contestar ni pío, se iba por la tangente. Hasta que se llenó las bolas. Y a la cuarta vez que le repito la cantinela, se para de golpe, agarra la campera y con toda la pompa se la pone, se da media vuelta y se va a la mierda.

miércoles, 10 de julio de 2013

IDENTIDAD, por Salvador Alario Bataller, de Valencia, España


Ella se estira en la butaca y chupa el Winston con su boja roja y golosa. Viste muy elegante, es rubia y, pese a tener estudios y un buen empleo en el cual trabaja a diario con la enfermedad y el dolor, no ha bajado todavía de la nube. Cree ser un ser especial, merecer riqueza y felicidad sin esfuerzo, como su madre la adoctrinó: tenía que agarrar un hombre rico y llevar una vida de multimillonaria.

martes, 9 de julio de 2013

SELECCIÓN DE POEMAS II, por Lilia Boscán de Lombardi, de Trujillo, Venezuela

I
El lugar de las formas
en la espiral del tiempo,
todo igual en la vorágine,
los rostros se despiden
en las aceras del miedo
y el viento regresa
de la misma ausencia. 

lunes, 8 de julio de 2013

“11-M: MADRID 1425”, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 20. CAPITULO CUARTO. III

Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luís Ayuso)
III
Uno de los sultanes alauitas[1] dijo: « nosotros los reyes torturamos al que nos quiere, ejecutamos al que nos odia y feliz aquél cuyo camino nunca cruza el nuestro». Caprichos, severidad y rigor en el ejercicio del poder y transparencia en el modo de tejer vínculos con los soberanos.
Sin embargo en pocos países como Marruecos ha habido tanta adulación, tanto amor y tantos cruces de destinos con los mandatarios.


[1] De dinastía alauita de la que es descendiente el actual monarca Mohamed VI

NOVEDADES EDITORIALES – ESTHER CROSS, LA MUJER QUE ESCRIBIÓ FRANKEISNTEIN

Con su letra grande, Mary Shelley escribe la historia del doctor Frankenstein y el monstruo. También escribe un diario, escribe cartas. Es lo que sabe hacer desde que era chica: lee y escribe.Mary Shelley nació en un tiempo tenebroso. Aprendió a leer su nombre en una lápida. Guardaba el corazón de su marido en su escritorio. En Frankenstein, su novela emblemática, inventó un monstruo hecho de partes de cadáveres. Eran los años de la Ciencia, la luz de la Razón y el culto romántico a la Vida. Pero también había tumbas profanadas y quirófanos clandestinos. La gente creía en el desarrollo científico y al mismo tiempo tenía miedo. Algunos, como Mary Shelley, se animaban, a pesar del temor, a ir un poco más allá, en los libros y en la vida.
La mujer que escribió Frankenstein de Esther Cross vuelve sobre los pasos de la escritora, iluminando las calles y los cementerios donde Mary Shelley se sentaba a leer cuando era chica y se encontraba con su amante en la adolescencia, mientras el cirujano practicaba disecciones en el aula del hospital y el sueño de la razón producía monstruos.
            "Mary Shelley, escritora de la Londres Negra, es una de las principales fundadoras de la Londres Negra. La versión tenebrosa de la ciudad la reclama, indispensable, aunque parezca raro que una mujer joven, casi una chica, eligiera escribir sobre ese mundo que la aterraba. Tenía miedo, contó su miedo", escribio Gonzalo León en Perfil

            Esther Cross (Buenos Aires, 1961) ha publicado Bioy Casares a la hora de escribir, libro de entrevistas con el narrador argentino; las novelas Crónica de alados y aprendices, La inundación, El banquete de la araña y Radiana (Emecé, 2007), y los libros de cuentos La divina proporción y Kavanagh. Tradujo Once tipos de soledad, de Richard Yates. Sus libros han recibido importantes distinciones en el país y en el extranjero. En 1998 recibió la beca Fulbright-Fondo Nacional de las Artes. En 2004 recibió la beca Civitella Ranieri. Colabora en distintos medios. 

viernes, 5 de julio de 2013

LA BUSQUEDA©, por Myriam Jara, de Buenos Aires, Argentina


Caminé selvas y montes,
Me arrojé desde el abismo
Buscando Ninfas y Hadas
Que me devuelvan las risas
Que mis días han perdido…
Busqué detrás de los árboles,
En sus copas y raíces,
Por los ríos y vertientes,
Bajo la lluvia helada,

Incluso del sol ardiente…

jueves, 4 de julio de 2013

COSAS PARA REPARTIR, por Eva Marabotto, de Buenos Aires, Argentina


Cuando Honorio murió, a sus amigos más íntimos nos cupo la dolorosa tarea de desarmar su casa. El hombre no tenía familia y tampoco había acumulado demasiados bienes, pero el dueño del dos ambientes con balcón que alquilaba en Villa Crespo insistió en una entrega inmediata del inmueble, a menos que alguien se comprometiese a pagar el alquiler. Pensamos en hacer una vaquita por un tiempo para dilatar el momento fatal y preservar ese ámbito como un santuario del que fue nuestro amigo, pero ninguno tenía un presupuesto demasiado holgado, así que preferimos acelerar el trámite y asumir la tarea de desarmar su casa como la última despedida que le podíamos dar a Honorio.

miércoles, 3 de julio de 2013

martes, 2 de julio de 2013

LAS RANAS (NO), por Mariano Catoni, de Buenos Aires, Argentina

Dakar, Senegal, cuatro de la mañana. No se ve ni se escucha la ciudad. La arena dorada de la costa marítima todavía está fría y el Atlántico se parece a un animal inánime rendido que se cansa, que se entrega dócilmente. Mientras los negros duermen y alcanzan a soñar con uno o dos sueños, las olas rompen muy despacio en la oscuridad del oeste africano y las espumas saladas, tendidas sobre playas kilométricas, se deshacen hacia el viento dando el legítimo e imperecedero perfume de los mares grandes. A estas horas el Grand Goff[1] está tan quieto y apagado que, desde el cielo, pasa por un lodazal. Todos los negros duermen y se entregan a las verdades oníricas: amores, dudas, infiernos, magias, todos los negros lo hacen ininterrumpidamente. A excepción de Modou Kaba Coulibaly, quien no pudo conciliar el sueño desde que se acostó porque está muerto de miedo, convencido y conciente, y por eso mismo muerto de miedo. Hoy se va, sea como sea, esta vez sí se va.


[1] Barrio pobre de Dakar.
.

lunes, 1 de julio de 2013

“11-M: MADRID 1425”, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 19. CAPITULO CUARTO. II

Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luis Ayuso)
II
Por haber perdido el arma de la información y de la comunicación, algunos países perdieron progresivamente su alma.
Desde su salida del norte y del sur, los españoles nunca devolvieron la cara ni para despedirse de los más de tres millones de hispanohablantes de su ex protectorado.
No quería saber nada y nada supo.

NOVEDADES EDITORIALES - AGUAFUERTES CARIOCAS DE ROBERTO ARLT

A comienzos de 1930, Roberto Arlt era un escritor conocido que escribía aguafuertes cotidianamente en el diario El Mundo. Por eso recibió la propuesta de producir notas de viajes por América del Sur. El resultado de su primera aventura en el exterior acaba de salir a la luz editado por Adriana Hidalgo bajo el tiítulo de Aguafuertes Cariocas.
            El libro es la primera edición de las Aguafuertes cariocas, integrada por cuarenta crónicas nunca antes reunidas en formato de libro, con excepción de tres textos ("¿Para qué?", "Pobre brasilerita" y "Espérenme, que llegaré en aeroplano") que se presentan en orden cronológico e incluyen la primera crónica en la que el autor anuncia su viaje.
            En los artículos Arlt se muestra como un apasionado de su ciudda, Buenos Aires, a la que alaba por el contraste con su par Río de Janeiro. "Arlt escribe lo que quiere y como quiere, incluyendo opiniones abiertamente prejuiciosas, racistas y sexistas. No habrá sorpresas si el lector se siente incomodado con algunas de sus muchas parrafadas políticamente incorrectas", analizó Gustavo Pacheco en La Nación.

            Roberto Arlt nació en Buenos Aires, en el barrio de Flores, el 2 de abril de 1900. Publicó El juguete rabioso, su primer novela, en 1926. Por entonces comenzaba también a escribir para los diarios Crítica y El mundo. Sus columnas diarias Aguafuertes porteñas, aparecieron de 1928 a 1935 y fueron después recopiladas en el libro del mismo nombre. Se divertía contando de sus amistades con rufianes, falsificadores y pistoleros, de las que saldrían muchos de sus personajes. Las Aguafuertes se convirtieron con el tiempo en uno de los clásicos de la literatura argentina.