Esta página intenta ser un espacio multicultural donde todas las personas con inquietudes artísticas, en cualquier terreno que sea puedan publicar sus creaciones en forma libre y sin ningún tipo de censura. Son bienvenidas todas las muestras de las bellas artes que los lectores del blog nos quieran acercar. El único criterio válido es el de la expresividad, y todo aquél que desee mostrar sus aptitudes no tendrá ningún tipo de censura previa, reparos o correcciones. Este espacio pretende solamente ser un canal más donde los artistas de todas las latitudes de nuestra Iberoamérica puedan expresarse. Todas las colaboraciones serán recibidas ya sea en nuestro correo todaslasartes.argentina@gmail.com o bien en nuestra página en facebook denominada "Todas Las Artes Argentina" (Ir a http://www.facebook.com/profile.php?id=100001343757063). Tambièn pueden hacerse amigos de nuestra Página en Facebook yendo a https://www.facebook.com/pages/Todas-Las-Artes-Argentina/249871715069929

jueves, 31 de octubre de 2013

GUARDIA CIVIL ©, por Carlos Alejandro Nahas, de Buenos Aires, Argentina


Obviamente, dedicado a Manolo, a Pepe y al Gaita, con todo mi cariño.

Pepe y el Gaita fueron, son y serán dos amigos entrañables que tengo, que me regaló la vida hace más de treinta años y a los cuales quiero con toda mi alma. En realidad no me los regaló la vida, me los prestó Sergio cuando éramos adolescentes y ellos dos habían sido compañeros suyos de secundaria.

Sin embargo, largas noches de copas, billar y boliche, los convirtieron en unos hermanos más que me deparó la vida. Pepe era bajito, regordete y desde que tengo uso de memoria, casi pelado. Es más, creo yo que fue pelado desde su misma infancia. Tal vez por no haber compartido con él la primaria, no lo recuerdo de otro modo que no sea pelado. Terminó la técnica y ahí nomás se puso una mudadora, con más de tres camiones. Luego los socios malandras lo traicionaron y terminó en la lona. Viviendo con su madre y muerto su padre, terminó atendiendo una zapatería de travestis. Pasó casi una década hasta que se recompuso y volvió a poner una empresa de transportes, pero esta vez sólo. En sus ratos libres, cursó un teologado adventista que le dio un título de pastor. Y así los fines de semana no se cansaba de cuidar a sus ovejas en el sitio tal vez más inhóspito del planeta: Un penal de Marcos Paz, donde alternaba entre traficantes, homicidas y violadores, en lo él dio en llamar “el pabellón cristiano”, donde el que quería estar allí debía comportarse como correspondía.

miércoles, 30 de octubre de 2013

TRES HISTORIAS DISLOCADAS, por Salvador Alario Bataller, de Valencia, España

          
  -Lo que te voy a contar me sucedió hará algunos años, en un tiempo en que, por motivos que tal vez te revele algún un día, la vergüenza –la ajena, claro está- se asentó en la raíz de mi vida y la angustia se me hizo densa en el pecho, cuando asumí, de una vez por todas, que en este mundo lo que importa es el dinero y no las grandes temáticas.

            El hombre había dicho esto con el rostro arrebolado por una congestión nacida del desprecio; prendió uno de sus incontables pitillos y, con expresión taciturna, echó unas cuantas fumaradas antes de continuar.

martes, 29 de octubre de 2013

LA PARTE SECRETA ® NOVELA, por H.R. Malkiel, de Buenos Aires, Argentina. Capítulo tres: Dos herencias

“Nunca es “sólo un sueño”, John Constantine. Aquí menos que en otros lugares.”
Neil Gaiman. The Sandman, Dream a little dream of me.


Era una habitación oscura e indefinida, pero esta tenía algo particular; yo sabía que detrás de la pared había algo. No era amenazante, ni estoy seguro de que fuera alguien; era más bien un objeto, tal vez, alguna cosa a medio camino entre “alguien” y “algo”. Me acercaba lentamente, sin acabar nunca de llegar, suspendido por un perfume a viejo como de ceniza húmeda. De fondo sonaba una canción que luego no pude recordar, unas notas así, algo pálidas contra el fondo dulce y melodioso de una guitarra que me parecía brasileña, no sé por qué, pero me parecía brasileña, de esas guitarras que cantan con alegría lo que se supone que es tristeza. Continué acercándome a través de un espacio que me pareció infinito, sin fondo ni comienzo. Estiré mi mano hacia esa pared y comenzaron a aparecer unos tímidos puntos. No aparecían desde mi lado, sino desde la habitación contigua, como si esa pared se hubiese convertido en papel secante y los puntos fueran gotas de tinta que lentamente lo van traspasando, haciéndose visibles desde mi lado. Crecieron a su alrededor formando grandes manchas, una al lado de la otra, aunque de un modo un poco torpe, como si los puntos hubiesen sido alineados por un niño pequeño. Siguieron creciendo y yo seguí acercándome hasta que el sueño cambió de un momento al otro. Ahora me encontraba sumergido en el agua, sin poder adivinar hacia dónde quedaba la superficie. Sentí el líquido entrando a través de mi nariz, era un agua oscura y sucia, cada segundo me provocaba un horrible dolor. Estaba seguro de que me terminaría ahogando y entonces, mientras moría y pataleaba desesperado como una mosca en el fondo de un charco, desperté. 

lunes, 28 de octubre de 2013

NOVEDADES EDITORIALES - TRATADO SOBRE LAS MANOS DE MIGUEL VITAGLIANO

Tratado sobre las manos, la novela de Miguel Vitagliano que publicó en septiembre Eterna Cadencia, cuenta la historia de una pérdida, y un duelo, pero al mismo tiempo enfoca la entrañable relación de los lectores y los libros.
            Luego de más de treinta años de matrimonio, Lidia pierde a su esposo, un reconocido catedrático a quien le dedicó prácticamente toda su vida. Busca recuperarlo recorriendo los textos de su biblioteca, aprehendiendo su esencia en las anotaciones que él dejó en los márgenes para transcribirlos en un libro.
            Tratado sobre las manos es una novela poblada de claroscuros, sobre una obsesión que logra poner nuevamente en funcionamiento los engranajes de una familia hecha jirones y resignificar a partir de sus lazos afectivos una vida que parecía perdida.

            Miguel Vitagliano nació en Floresta, Buenos Aires, en 1961. Es profesor de Teoría Literaria en la Universidad de Buenos Aires. Es autor de Lecturas críticas sobre la narrativa argentina (1996) y coautor de El terror y la gloria. La vida, el fútbol y la política en la Argentina del Mundial del 78 (1998), entre otros ensayos. Ha publicado las novelas Posdata para las flores (1991); El niño perro (1993); Los ojos así (1996), ganadora del Anna-Seghers Preis 1996 y traducida al alemán en 2004; Cielo suelto (1998); Vuelo triunfal (2003); Golpe de aire (2004), La educación de los sentidos (2006), Cuarteto para autos viejos (2008) y El otro de mí (2010), las dos últimas en esta editorial. También ha escrito numerosas piezas para radio.

viernes, 25 de octubre de 2013

EPÍSTOLAS A NEMO I, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España


Me hubiera gustado saber cómo se ponían las fechas en latín para estampar aquí si hoy son las kalendas, las nonas, o las tercias, aunque me parece que esta última acepción no tiene nada que ver con las fechas y sí con las horas. Nunca conseguí aprenderlo, o bien porque no me lo explicaron con la suficiente claridad, o bien porque hay ciertas cosas que no logro penetrar: necesito que me lo expliquen mediante ejemplos: reconozco que no tengo una mente muy preclara para las abstracciones.

jueves, 24 de octubre de 2013

TEMPORADA DE LLUVIAS, por Eva Marabotto, de Buenos Aires, Argentina


Entonces llegó la lluvia y con ella los hombres desempolvaron sus odios y exhibieron sus peores mezquindades. No sucedió el primer día, ni el segundo, ni siquiera el decimoctavo. Pero ocurrió en algún punto indefinido de aquel tiempo de niebla y llovizna pertinaz que había sumido a la ciudad en una continuidad de relámpagos y agua que anegaba las calles, se adueñaba de los sótanos y pugnaba por meterse en casas y comercios.

            Así fue como afloró la maldad. Al principio sutilmente, apenas una zancadilla a otro pasajero para lograr el único taxi desocupado de la parada. Luego, de modo desembozado, en una marea humana pugnando por subir al colectivo a los codazos o una violenta esgrima de paraguas en las veredas más angostas. El caso es que la lluvia constante exacerbó el malhumor colectivo y las pasiones no tuvieron freno.

miércoles, 23 de octubre de 2013

PEREGRINAR, por Leonardo Hekimián, de Buenos Aires, Argentina.


Ayer fui a Luján, caminando casi todo el camino, como parte de la Peregrinación anual. Unos 30 años después de que lo pensara por primera vez, y nunca lo concretara por esa pereza física y espiritual que entibia nuestra fe. Pero este año, cuando mis hija de 18 y mi hijo de 17 plantearon que querían ir y si los acompañaba… lo recibí no solo como un pedido de ellos, sino como una de las curiosas formas que tienen Dios y la Virgen para enviarte un mensaje, para convocarte.

Fue una de esas experiencias que marcan un hito en la vida. Podría llenar estas líneas con frases hechas, pero prefiero expresar lo que vi, lo que sentí.

martes, 22 de octubre de 2013

LA PARTE SECRETA ® NOVELA, por H.R. Malkiel, de Buenos Aires, Argentina. Capítulo dos: El hijo pródigo


“Te diré los dolores que te están reservados en tu bien construida morada.”
Homero. Odisea

Eran sólo un par de horas de viaje, lo más molesto fue detenerse en otras “paradas” para que el micro cargara más gente, ese tiempo me demoró más aún que el viaje en sí.

Me bajé en un parador sobre la ruta nueve una vez que estuve seguro de mi proximidad. Como de costumbre me pedí un whisky; al principio me extrañó la cara de la camarera y la reacción ante mi pedido, luego comprendí que no estarían precisamente acostumbrados, a diferencia del bar que visito frecuentemente en Caballito, a servir esas bebidas a las cinco de la tarde.

lunes, 21 de octubre de 2013

NOVEDADES EDITORIALES - LOS AÑOS DE PEREGRINACION DEL CHICO SIN COLOR DE HARUKI MURAKAMI.

Pocos días después de que se conociese la noticia de que este año Haruki Murakami tampoco consiguió el Premio Nobel de Literatura, Editorial Tusquets lanzó su nueva novela: Los años de peregrinación del chico sin color. ."Murakami ha escrito la mejor de sus novelas", escribió Fernando Sánchez Dragó en el diario El Mundo. "Todo, en ella, es elegante, sutil, convincente, musical, emotivo, suave". "Este libro es una 'road movie' en la que no hay carreteras ni coches, sino algo tan japonés como lo son las vías y los trenes. No basta con ver pasar éstos, nos dice el autor, sentadito en un andén de Shinjuku. Para no vivir en vano se necesitan, como mínimo, dos estaciones: una para subirse al convoy y otra para bajar de él, encontrar un nido e incubar una emoción duradera", apuntó Dragó.
            El texto cuenta la historia de un ingeniero ferroviario que se replantea su adolescencia y las relaciones con su entorno cuando conoce a una mujer.  Ecos del pasado y del presente, pianistas capaces de predecir la muerte y de ver el color de las personas, manos de seis dedos, sueños perturbadores, muchachas frágiles y muertes que suscitan interrogantes componen el paisaje, pautado por las notas de Los años de peregrinación de Liszt, por el que Tsukuru viajará en busca de sentimientos largo tiempo ocultos. Decididamente, le ha llegado la hora de subirse a un tren.

            Haruki Murakami (Kioto, 1949) es uno de los pocos autores japoneses que han dado el salto de escritor de prestigio a autor con grandes ventas en todo el mundo. Ha recibido numerosos premios, entre ellos el Noma, el Tanizaki, el Yomiuri, el Franz Kafka o el Jerusalem Prize, y su nombre suena reiteradamente como candidato al Nobel de Literatura. En España, ha merecido el Premio Arcebispo Juan de San Clemente, la Orden de las Artes y las Letras, concedida por el Gobierno español, y el Premi Internacional Catalunya 2011. Tusquets Editores ha publicado doce títulos: nueve novelas —entre ellas la aclamada Tokio blues. Norwegian Wood—, la personalísima obra De qué hablo cuando hablo de correr y dos volúmenes de relatos: Sauce ciego, mujer dormida y Después del terremoto. Con Los años de peregrinación del chico sin color, su obra más reciente, precedida por el millón de ejemplares vendidos en Japón en pocas semanas, Murakami ofrece a los lectores una bellísima novela sobre la amistad, el amor y la soledad de aquellos que todavía no han encontrado su lugar en el mundo.

viernes, 18 de octubre de 2013

TARDE, por Ana Carrasco, de Buenos Aires, Argentina (*)


Cuando salió del banco, Santiago casi pudo imaginar los gritos de su jefa alterada por la demora. "¡Estuviste perdiendo el tiempo en la calle, ¿no?!". "Vos querés que te eche ya?". Pero razonó que ni siquiera tenía tiempo de pensar en eso y corrió a buscar la moto mientras metía en un sobre los comprobantes de pago con el sello de la caja.

            Le costó sortear el tránsito en las siguientes cuadras pero aprovechó que la moto le permitía ciertas licencias como subirse a la vereda o deslizarse casi de perfil entre un colectivo y un taxi detenidos en el semáforo. Le importó muy poco que un policía lo mirase con furia contenida, ni que amagase con buscar su libreta para anotar la patente de la moto. Sabía que en esa zona bancaria había una tolerancia especial para los que como él trabajaban en dos ruedas.

jueves, 17 de octubre de 2013

ANTIGUO VAGON ©, por Carlos Alejandro Nahas, de Buenos Aires, Argentina


Alberto era su rutina. Amaba su rutina. Es verdad que su vida no le deparaba demasiadas aventuras, pero además él disfrutaba hacer siempre las mismas cosas. Una y otra vez. Desayunaba antes de llevar a los chicos al colegio. Se bañaba cuando volvía a su casa. Vestido y limpito, le daba un beso a su mujer y se iba al trabajo. Caminaba las dos cuadras que lo separaban del subte y se lo tomaba. Línea “A” decía el cartel azul. Se subía en Plaza Miserere y se bajaba en estación Plaza de Mayo. Luego unía las dos cuadras que lo separaban de su trabajo y durante ocho horas realizaba, desde hacía 20 años, exactamente lo mismo. Cajero de la AFIP, que cuando él empezó se llamaba DGI, tinta y sello. Sello y tinta. Eternas, interminables, iguales y tediosas jornadas. Así eran los días de Alberto.

miércoles, 16 de octubre de 2013

DESDOBLAMIENTO, por Gladys Cepeda, de Avellaneda, Argentina

una línea
de luz se prolonga
frente al secreto eco de la lámpara
el ruido de la mosca esconce el meticuloso
trabajo de su paso
un rectángulo de viento
encubre la pausa de perderse

tras las paredes

lunes, 14 de octubre de 2013

LA PARTE SECRETA ® NOVELA, por H.R. Malkiel, de Buenos Aires, Argentina. Capítulo uno: Una muerte y un viaje.

 “No nos quejemos de los padres, sino del lazo de paternidad, que está podrido.”
Jean-Paul Sartre. Las palabras

Una fría e impersonal llamada telefónica fue todo lo que recibí a modo de aviso cuando murió mi padre. Si dijera que mi reacción fue de inconsolable tristeza estaría mintiendo; hacía diez años que no cruzábamos palabra y de no haber sido porque yo era su único heredero, creo que ni siquiera se hubiesen tomado la molestia de avisarme.


NOVEDADES EDITORIALES - EL GRAN SURUBI DE PEDRO MAIRAL

A su manera la nueva novela de Pedro Mairal que está a la venta en Editorial Orsai es un homenaje a grandes clásicos de la literatura. Tiene reminiscencias de Lope de Vega por aquello de „Un soneto me manda a hacer Violante“, de Moby Dick, por la figura de un pez mitológico que es capaz de sacar lo mejor y lo peor de quienes lo buscan y también de nuestro Martín Fierro con su historia en verso y el relato de una leva que cambia la vida de los hombres.
            La novela que se publicó por entregas en la Revista Orsai narra en una estructura de seis capítulos de diez sonetos cada uno la historia de Ramón Paz, un poeta, quien con su grupo de amigos del fútbol, es reclutado por una extraña industria pesquera militar con base en la isla Martín García. En la prosa tenés que explicar muchas cosas, como hay espacio no hay nada que te demande sintetizar. Tenés que explicar quién es el personaje, en qué barrio vive, cuál es su background. En cambio, en la poesía no. Aunque parezca paradójico, encerrarme en la cajita del soneto es una liberación porque ya no tengo que explicar nada. Creo que la poesía me ayuda a ubicarme en el espacio de lo incuestionable porque lo que no está lo completás vos, está en tu cabeza.el padre de Pedro e ilustraciones de su hijo“, explicó el autor.

            Pedro Marial nació en Buenos Aires en 1970. Su novela "Una noche con Sabrina Love" recibió el Premio Clarín de Novela en 1998 y fue llevada al cine en 2000. Publicó además las novelas "El año del desierto" y "Salvatierra"; un volumen de cuentos, "Hoy temprano"; y dos libros de poesía, "Tigre como los pájaros" y "Consumidor final". Ha sido traducido y editado en Francia, Italia, España, Portugal, Polonia y Alemania. En 2007 fue incluido, por el jurado de Bogotá39, entre los mejores escritores jóvenes latinoamericanos. 

viernes, 11 de octubre de 2013

HER-MANOS, por Rolando Revagliatti, de Buenos Aires, Argentina



Marcelo nació antes: quince minutos. Quince minutos más apurado que Dana. Ambos más bienvenidos por el padre que por la madre. Marcelo se apegó a la mamá linfática, a la permisiva y hasta indolente mamá. Dana se sentía muy respaldada por el papá. La suave Dana epilogaba sus juegos vespertinos oyendo cassetes melódicos en inglés. Marcelo prefería la radio o la televisión. Era más lector que Dana. Dana se concentraba con mayor facilidad y sin esfuerzos salía del paso. Participaba en los actos patrióticos de la escuela recitando poemas de Baldomero Fernández Moreno o Conrado Nalé Roxlo que Marcelo le seleccionaba, o cantando, acompañándose con su guitarra, temas de Piero.

jueves, 10 de octubre de 2013

ALTA MEDICA, por Eva Marabotto, de Buenos Aires, Argentina


¿No te venía diciendo yo que ya estaba bárbaro? Lo que pasa es que los psicoanalistas te chupan, te quieren tener atado toda la vida. Vos llegás para solucionar un problema... No sé, puede ser una muerte, un desengaño amoroso, un cambio de trabajo. Y ellos se dedican a trabajarlo. Pero cuando lo tenés superado, empiezan a escarbar y averiguan por tu relación con tu mamá, durante los primeros años, las cargadas de tus compañeros de jardín de infantes o aquella vez que te measte en el aula de segundo grado. Y no te sueltan más.

lunes, 7 de octubre de 2013

11-M: MADRID 1425, NOVELA, POR SAID JEDIDI ©, DE TETUAN, MARRUECOS. 33. EPILOGO

Portada: Monumento 11-M (cortesía José Luis Ayuso)

             Era el 5 de junio del 2003. Entre cordón policial y cordón policial había otro cordón policial. Los controles y verificaciones de identidad no se acababan. Una pesadilla…Avanzábamos con los documentos entre las manos.
Al final llegamos a la finca toledana de Quintas de Mora, donde, como lo definiría atinadamente otro testimonio ocular del acontecimiento, Mohamed Boundi[1] en Identidad Andaluza, un 3 de abril del 2009, José Maria Aznar con su infinita admiración por su amigo Georges Bush, trató de montar su propio Camp David en este coto real o reserva natural, iba a recibir a su homólogo marroquí, Dris Jettou en el marco de una Cumbre de una importancia particular habida cuenta de que se celebraba pocas semanas después del quíntuplo atentado terrorista de Casablanca y 15 meses de una ruptura consumida.

NOVEDADES EDITORIALES - MUJER DE BARRO DE JOYCE CAROL OATES

En Mujer de Barro, que acaba de publicar Alfaguara, Joyce Carol Oates regresa a la novela de intriga que tan bien conoce, escrita en dos tramas temporales entrecruzadas: el salto del presente al pasado va perfilando el personaje protagonista, al tiempo que enlaza deseos, obsesiones y secretos que llevan en el olvido demasiado tiempo.
            Abandonada por su propia madre en la ribera del río Black Snake, la pequeña Niña de Barro sobrevive gracias al azar, o quizá al destino. La bienintencionada pareja que la adopta procura sepultar su pasado. Pero el pasado siempre vuelve. Aunque logra convertirse en la primera mujer que accede a la presidencia de una de las ocho prestigiosas universidades de la Ivy League pero deberá enfrentarse con su pasado.
            La última gran novela de Joyce Carol Oates, autora de La hija del sepulturero, explora el precio a pagar por ser una mujer de éxito en el siglo XXI. "Oates pertenece a la vieja estirpe de Poe, Borges, Kafka, Cortázar o Chéjov", definió Ángeles López en Qué Leer. "Una novela llena de fuerza, hipnótica, que sugiere que olvidar el pasado quizá sea el elevado coste que exige el éxito", agregó The New Yorker.

            Joyce Carol Oates nació en Lockport, Nueva York, en 1938. Es una novelista, cuentista y autora teatral estadounidense. Desde 1978 es docente de escritura creativa en la universidad de Princeton. Es una de las grandes figuras de la literatura contemporánea estadounidense. Ha sido galardonada con muchos premios, como el National Book Award, el PEN/Malamud Award y el Prix Fémina Étranger. En 2011 recibió de manos del presiente Obama la National Humanities Medal, el más alto galardón civil del gobierno estadounidense en el campo de las humanidades y, en 2012, el premio Stone de la Oregon State University por su carrera literaria. Es además una de las más firmes candidatas recibir el Premio Nobel de Literatura. Ha escrito más de cincuenta novelas, entre las que destacan: Puro fuego, Un jardín de placeres terrenales, La hija del sepulturero, Mamá, Bellefleur, Ave del paraíso, Memorias de una viuda, Una hermosa doncella y el ensayo Del boxeo.

viernes, 4 de octubre de 2013

RESPUESTA DEL VIEJO PROFESOR, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España

Mi buen y querido ex alumno: me emociona que a estas alturas de nuestras vidas sigas todavía con tu vieja costumbre de hablarme de usted. Eres la única persona en el mundo que continúa dándome ese tratamiento, pues hasta médicos y enfermeras, en el hospital, me hablaban de tú, como si nos conociéramos de toda la vida. Cierto es, y así te lo comenté en más de una ocasión, que hace años me molestaba esa familiaridad; pero en el hospital he creído ver en ella un cierto compañerismo, una agradable solidaridad. A veces, sin embargo, a mí me costaba dirigirme a los médicos sin utilizar el tratamiento de cortesía. Supongo que son cosas de la edad. O de quien ve que se va y desea dejar un buen sabor de boca. Quién sabe.

miércoles, 2 de octubre de 2013

CARTA A UN VIEJO PROFESOR, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España

Salve, querido y viejo profesor. Cierto es, y lo acabo de comprobar una vez más, que, en esta vida, no se pueden hacer afirmaciones tajantes, o reírse de cuanto hace o deja de hacer el resto de los mortales, pues, a buen seguro, más tarde o más temprano, también terminará uno por hacerlo o por no poder obviarlo. Viene esto a servir de disculpa a mis enfados cuando veía, a amigos y conocidos, coger el ordenador portátil, el móvil, y cuanto aparato transportable tenían para irse de viaje. Yo siempre decía que me gustaba ir ligero de equipaje. Pero, ya ve, esta vez, y para bien, también yo he salido de casa armado con todo el utillaje: móvil y ordenador; libros y lápices; libretas y plumas estilográficas. Y hasta un GPS me he instalado en el coche.