Esta página intenta ser un espacio multicultural donde todas las personas con inquietudes artísticas, en cualquier terreno que sea puedan publicar sus creaciones en forma libre y sin ningún tipo de censura. Son bienvenidas todas las muestras de las bellas artes que los lectores del blog nos quieran acercar. El único criterio válido es el de la expresividad, y todo aquél que desee mostrar sus aptitudes no tendrá ningún tipo de censura previa, reparos o correcciones. Este espacio pretende solamente ser un canal más donde los artistas de todas las latitudes de nuestra Iberoamérica puedan expresarse. Todas las colaboraciones serán recibidas ya sea en nuestro correo todaslasartes.argentina@gmail.com o bien en nuestra página en facebook denominada "Todas Las Artes Argentina" (Ir a http://www.facebook.com/profile.php?id=100001343757063). Tambièn pueden hacerse amigos de nuestra Página en Facebook yendo a https://www.facebook.com/pages/Todas-Las-Artes-Argentina/249871715069929

viernes, 28 de agosto de 2015

IGNORANCIA SUPINA, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España.



No, hoy tampoco he conectado la televisión; y apenas si les he echado un vistazo a las primeras páginas de los periódicos. Aburren una y otros por tanta vulgaridad, por tan chabacanos análisis de la realidad, y por la repetición, una y otra vez, de las mismas noticias. Aunque de esto último poca culpa tengan ellos. No obstante, de vez en cuando podrían ir a pescar en otros caladeros más interesantes que los que ellos frecuentan.

viernes, 21 de agosto de 2015

LLORANDO SIN ALEGRIA, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España.


Decir a estas alturas que, en un artículo, incluso en un libro o en varios, se puede alcanzar a decir todo sobre cualquier tema, es, cuanto menos, una simpleza. Es imposible en una película, por ejemplo, que dura un par de horas, más duración no la soporta el espectador, contar toda la vida de un personaje: siempre habrá algo que se quedará en el tintero o en la cámara. Ahora bien, el artista tiene que dar la sensación de plenitud, de obra acabada, de que allí no hace falta añadir nada más. ¿Cabe más ternura, acaso, en cualquier cuadro de Velázquez dedicado a los bufones? ¿O en el de su mujer Juana Pacheco como la Sibila de Cumas? Y, sin embargo, cuelgan de una pared; se abarcan de un vistazo. Cosa distinta es cuánto tiempo somos capaces de estar delante de ellos con los ojos bien abiertos.

miércoles, 19 de agosto de 2015

SUEÑO ENTRE NIEBLAS, por Nechy Dorado, de Santa Teresita, Argentina.


Llevaba tres días  sin pegar un ojo en toda la noche. Larga como un áspid aparece la penumbra cuando el sueño se declara en huelga, cuando los ojos  decretan rebeldía y el cerebro parece montado sobre un carrusel de giro descontrolado. Se acostaba tratando de no pensar en nada de lo terrible que había vivido, solo quería dormir tranquila para retomar las fuerzas que los años le iban arrebatando sin permiso, dueños de ese extraño espíritu libertario que se grafica en calendarios que van quedando calvos de a poco.

viernes, 14 de agosto de 2015

VARIOS LIBROS Y UNA PELICULA, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España.


Este terrible mes de julio, ya periclitado, se ha caracterizado por un fiero calor, para todos, y por la lectura dolorosa, de quien esto suscribe, de algunos libros, que me han rememorado otros, leídos hace tiempo. No voy a hablar de todos y cada uno de ellos al completo, pues no es mi intención hacer una crítica literaria de dichos libros, sino dar una opinión, totalmente subjetiva, de algunos aspectos de los mismos.

viernes, 7 de agosto de 2015

PEPE GOTERAS Y OTILIO, por Vicente Adelantado Soriano, de Valencia, España


Hay personas que convierten en mojiganga todo aquello en que ponen la mano.
Benito Pérez Galdós, Cádiz.

Decir a estas alturas que la Unión Europea no está sabiendo resolver sus problemas es una obviedad: en el caso de Grecia, los griegos poco menos que se han tenido que vender como esclavos para que Europa les tienda una débil mano e intentar, así, salir de la endemoniada situación en la que se encuentran. El otro gran problema, que ya lleva tiempo coleando, y que no saben cómo solucionar, es el terrible de la emigración. Creo que nadie emigra por vocación o por conocer otras gentes y otras tierras. Y menos todavía si se tiene que jugar la vida en una travesía por alta mar metido en una barquita similar a las que usan los niños en las piscinas municipales.